El Bruxismo es una parafunción mandibular, se le conoce usualmente como rechinar de los dientes. Esto se puede llegar a manifestar durante el día o por la noche. Por lo regular la manifestación más frecuente es relacionado con el sueño, igualmente es el más difícil de controlar.

Las personas que padecen Bruxismo oprimen fuertemente los dientes inferiores con los superiores y hacen movimiento de adelante hacia atrás y viceversa, en su mayoría de las ocasiones  de manera inconsciente creando en las piezas dentales un desgaste. Su desencadenamiento principalmente es en el plano psicológico pero las consecuencias  se representan en el plano odontológico.

Bruxismo

Origen del Bruxismo:

El estrés no es el único factor que contribuye a la aparición del bruxismo, también se puede desencadenar por las siguientes causas:

  • La alimentación del individuo
  • Hábitos de sueño
  • Ansiedad
  • Depresión
  • Dolor de oído
  • Dolor de cabeza
  • Sensibilidad muscular
  • La postura del individuo
  • Alineación de los dientes, en específico si esta inadecuada.
  • Incapacidad para relajarse

Las personas que son propensas al bruxismo se ha comprobado que en bajos niveles de estrés y ansiedad puede disminuir esta afección.

En muchos casos no se manifiestan los síntomas, por lo que muchos individuos no saben que tienen esta enfermedad. El bruxismo es detectado habitualmente en las revisiones dentales rutinarias y también por que el individuo acude a revisión por el dolor en la mandíbula y en el cuello.

También se detecta por las  persona del entorno, ya que al dormir producen ruido al rechinar los dientes.

El especialista realizará una entrevista clínica, una exploración y un estudio radiográfico.

Las terapias para bruxismo están orientadas a la reducción del dolor, la prevención del desgaste de las piezas dentales, los daños permanentes en la mandíbula y la disminución del rechinamiento de los dientes.

Los protectores dentales y las férulas suelen emplearse para evitar el bruxismo mientras el paciente duerme. Este método ayuda a prevenir los daños en los dientes y los problemas en la articulación temporomandibular.

BRUXISMO4

Otras medidas que se pueden tomar son:

  • Evitar alimentos duros y los dulces.
  • Realizar ejercicios de relajación.
  • Aplicar hielo o paños calientes en el área donde está localizado el dolor.
  • Masajear la zona afectada.
  • Dormir las horas recomendadas.
  • Beber mucha agua.
  • Realizar una ortodoncia para alinear los dientes.
  • La cirugía sólo se realiza como último recurso.

Aunque el bruxismo no es un problema grave puede llegar a causar lesiones dentales permanentes y dolores en la mandíbula a largo plazo.

 

IMPLANTES DENTALES | IMPLANTES DENTALES PRECIOS | IMPLANTOLOGÍA DENTAL | PRÓTESIS DENTAL | ESTÉTICA DENTAL

Abrir chat
Powered by