Prótesis Dental

La pérdida de dientes puede ser provocada por varias causas entre ellas está la caries, enfermedades de las encías y por traumatismos, siendo las enfermedades de las encías la principal causa. Para restaurar las funciones masticatoria, estética, fonética y minimizar los problemas al paciente se hace una prótesis dental. Se colocan los llamados dientes postizos. Las Prótesis dentales no son solo para personas de edad avanzada, cualquiera puede sufrir un accidente o enfermedades que provoquen la pérdida parcial o total de sus dientes.

Las prótesis dentales son un reemplazo removible para los dientes naturales perdidos, se elaboran de diferentes materiales como el plástico, acrílico, metal o porcelana, las prótesis dentales se asemejan mucho al tejido de las encías y dientes naturales. Una prótesis puede ser hecha para sustituir uno o varios dientes, hasta la totalidad de los dientes. Para cada situación existe un tipo de prótesis dental recomendado.

Prótesis Dental

Primero se realiza un diagnóstico para saber en qué condición esta su boca. Después de analizar su boca, el dentista le va a proponer una o más soluciones.

Para poder hacer la prótesis, el dentista sacara una impresión (molde) de la boca. Es indoloro, y la única molestia es el tiempo de espera hasta que el material de impresión se endurece. Los moldes se enviarán al laboratorio donde el técnico obtendrá el modelo que replica la boca del paciente. Pueden ser necesarias varias pruebas antes de finalizar el proceso.

Tipos de Prótesis Dental

Prótesis Dental Removible: El paciente puede retirar y colocar la dentadura siempre que lo desee.

Prótesis Dental Fija: Puede ser atornillada a Implantes Dentales; sólo el dentista la podrá retirar. Ambos tipos de prótesis pueden ser parciales o totales. La prótesis dental fija puede restaurar todos los dientes de la boca si se usan Implantes Dentales para su fijación. Cualquier tipo de prótesis fija es la más adecuada y cómoda para la mayoría de los pacientes.