PeriimplantitisLa periimplantitis es una enfermedad que se da en pacientes con implantes dentales. Se trata de un proceso inflamatorio que afecta a los tejidos que rodean al implante dental afectando a su osteointegración y provocando una pérdida del hueso de soporte. Un paciente con implantes dentales es susceptible a padecer periimplantitis cuando los microorganismos se alojan sobre la superficie de los implantes dentales.

La prevalencia de esta enfermedad se dispara a partir de los 5-7 años de tener los implantes dentales en función, pudiendo afectar hasta un 80 % de los pacientes y a un 12-35% de los implantes.

El empleo de los implantes dentales ha sido uno de los cambios más importantes en la práctica odontológica. Sin embargo, a pesar de la predictibilidad de los tratamientos con implantes dentales, estos no están exentos de problemas. En los últimos años se ha constatado la alta frecuencia de trastornos asociados a los tejidos periimplantarios, que pueden conducir a la pérdida del hueso y, finalmente, a la pérdida del implante.

Para solucionar este problema, lo más factible son las estrategias preventivas, que deben  implementarse a lo largo de todas las fases de tratamiento y mantenimiento.

El trabajo en equipo es en la mayor parte de las ocasiones la clave del éxito en la prestación de servicios de salud.

Las enfermedades periimplantarias, enfermedades inflamatorias que dañan a los tejidos blandos y duros alrededor del implante osteointegrado, son consecuencia de la respuesta del organismo a una infección bacteriana, de modo similar al que se produce en el caso de las enfermedades periodontales: en las mucositis no hay afectación de hueso, mientras que en las periimplantitis sí.

La baja predictibilidad del tratamiento de las periimplantitis y la elevada alta prevalencia de estos trastornos hace necesario establecer estrategias de prevención para evitar o disminuir su incidencia. Estas estrategias preventivas tienen que estar organizadas, con el fin de que se puedan establecer protocolos rutinarios de mantenimiento en el día a día de pacientes portadores de implantes.

El diagnóstico de los posibles factores de riesgo y su control, antes de colocar los implantes, evitará, en gran medida, la aparición de las enfermedades periimplantarias. Es fundamental el tratamiento de la periodontitis, así como tener un correcto control de placa y la supresión o disminución de importantes factores de riesgo, como el tabaco.

Abrir chat
Powered by